MARCHAS DE PALIO -I-

sábado, 23 de marzo de 2013

XX AÑOS CON N. P. JESÚS NAZARENO.

Este año celebramos la vigésima salida procesional con costaleros de Nuestro Padre Jesús. Fue en 1994, el viernes santo 1 de abril, cuando un grupo de 24 "nazarenos" sacara por vez primera el antiguo paso, que un año más tarde se ampliaría, tal y como lo conocemos ahora, para ser portado por un total de 40 hermanos.

Inolvidable aquella primera madrugá, la de las 4'30 horas, en SILENCIO, percibiendo el racheo de las alpargatas y el crujir de la madera.

Responsabilidad ante los primeros cambios. Mucha confianza, la que ponía la Junta de la Hermandad en un capataz dispuesto a abordar un proyecto sin retorno. Entrega e ilusión, trabajo y un poco de dinero bastaron para que todo se hiciese de la mejor manera posible en el inicio de esta nueva andadura.

Y después llegó "el lucero" que ilumina la madrugá (así lo querría), la que muchos no esperaban y de la que ahora todos nos sentimos orgullosos.

En estas veinte madrugás, unas cuantas caminando en solitario y la otra mitad junto a su Madre del Dulce Nombre, ha habido muchos momentos entrañables, emotivos, inolvidables. Ante el convento de las Hermanas de la Cruz quedaron grabadas en nuestras retinas y en nuestros corazones las imágenes más sentidas, las más sinceras del VIERNES SANTO, el significado de la CRUZ
.

Si bonito es cumplir años, mayor aún es la satisfacción de cumplirlos bajo las trabajaderas junto a Nuestro Padre Jesús. Poder contar un año más que fuimos tus cireneos, que fuimos invitados a tu Via-Crucis, que volvimos a ser perdonados en la cruz, que con tu Resurrección volvimos de nuevo a la vida. Todo ese cúmulo de vivencias nos deben unir cada día más y ser una verdadera Hermandad,  pues si juntos nos unimos bajo un paso para un único fin, juntos debemos seguir fuera de las trabajaderas para testimoniar lo vivido cada madrugá, para compartir lo que se nos da cada Viernes Santo y hacerlo extensivo a todo el año.
 
Felicidades a todos los que de alguna forma habéis formado parte de la cuadrilla de costaleros en estos veinte años, pues tanto los que permanecéis desde el principio, como los que sólo lleváis algunos años, todos habéis tenido el gran honor de poder acompañar a JESÚS camino del calvario, soportando también el peso de la Cruz.
 
Dichosos todos vosotros porque escuchasteis la llamada de JESÚS NAZARENO y la aceptasteis, tened por seguro que ÉL también os escuchará y atenderá en vuestras oraciones.